Archive for 29 julio 2010

PaKi’s party

29 julio, 2010

Tarde de pisci en Ca La Paqui.

Tarde de pisci, de pasteles, de café, de tortillas variadas, chacinas, carne mechada y buena compañía, que es lo importante y por la que se hacen estas cosas.

Todo empezó cuando el clan de los Antonios vinieron a buscarme en su buga para partir a una dirección desconocida (es lo que tiene dejarse el mapa y la dirección en casa). Al final, tras unos momentos de reflexión dimos con la dirección y nos adentramos por el mundo de las urbanizaciones con piscina; un hábitat totalmente desconocido para mi, que soy de la Toy individual de toda la vida.

Llegamos a la villa y nos recibieron con una sonrisa a la que respondimos con otra mientras nuestra tierna y dulce mirada se perdía entre los metros de la piscina rebosante de agua limpia. Tardamos poco en pasar por el vestuario-baño de madera para ponernos esos monos biquinis y esas bermudas veraniegas de colores variados. Y al agua patos…

Choff choff el H2O estaba un poco caliente, pero aún así merecía la pena el baño. Además en mi caso, el ser bajito tirando a barrilete, ayuda a que a poco que cubra la piscina… para mi es todo un océano en el que no hago fondo.

 Chapoteamos un rato y salimos a degustar unos ricos pasteles y unos cafecitos. Charlamos y se nos hizo de noche, momento en el que los cafés y los pasteles se convirtieron, por arte de magia en un cubo con hielos, en cerveza, refrescos varios y ricas viandas para degustar en una tarde-noche de picnic (tortillas, queso, etc.).

Allí estuvimos un buen rato, escuchando las anécdotas del genial Manolo, un hombre de mundo recorrido que nos amenizaba con sus historias y vivencias vividas con Paqui que lo miraba extasiadita.

Nos despedimos con un buen sabor de boca y el camino de regreso al hogar estuvo amenizado por unas cuantas risas con los Antonios en el coche gritándole a Blanca, que iba en el suyo, conduciendo por la carretera en una cálida noche de verano.

Un gracias, un buenas noches… y a descansar.

Ikea y Ké

19 julio, 2010

El otro día, estuve con Manu de excursión a esa tienda que promociona la república independiente como hábitat natural.

Ikea, ese gran invento sueco de muebles de durabilidad media y chuminadas varias de poco peso que van cayendo al saco amarillo.

El viaje fue toda una odisea… Tras comprobar que el listado de horarios salido de la máquina de información de la estación de autobuses casi medía más que yo, nos subimos en un bonito bus no sin antes preguntar al conductor y/o chófer en qué parada teníamos que bajar. “la séptima contando ésta”; la mente pensante que es Manu llegó al a conclusión que realmente era la sexta puesto que ya estábamos en la primera de las 7. Buena deducción.

Carretera y abanico.

Caminito del ikea más felices que Marisol en sus películas contábamos las paradas y cuando creíamos que estábamos en la nuestras nos dice el conductor y/o chofer “que nos hemos pasado, que él no ha parado en todas las paradas”.

Nos bajamos en Castilleja de la Cuesta en la susodicha cuesta y una farmacéutica informó a Manu que precisamente cerca no estábamos de nuestro destino. Había que andar… andar… andar… a las 16’30 de la tarde, en un pueblo de Sevilla, en Verano y si saber muy bien el camino. Bajamos la cuesta, giramos, bajamos, y de Castilleja, lo único que puedo decir es que “qué bonito su polígono industrial, su polvo, sus hierbajos y su sol”. Por fin llegamos a nuestro destino, no era un oasis en pleno polígono.. era nuestro adorado Ikea nuestro “llévate esta chuminada que son 2 euros” y paseamos por su recorrido… que si unas toallitas húmedas ¿pa qué? Qué si unas zapatillas de ducha ¿pa qué? Que si un molde de silicona para cubitos ¿pa qué? que si marcos para fotos ¿pa qué? Total.. si yo sólo iba a por unas cajas de esas almacena todo. Pero compramos y regresamos a nuestros hogares tras llenar el estómago con la rica tarta DAM (o algo así) y un cafecito.

 El viaje de regreso fue mejor porque una agradable ikeariana nos indicó el trayecto que ella hacía y nos convenció. Gracia ikeariana por mostrarnos que otra realidad ajena al polígono industrial de Castilleja es posible.

Ahora ya estoy pensando que nueva chuminada me hace falta… para volver (eso sí) siguiendo las nuevas indicaciones viajeras.

Pero lo importante fue la tarde agradable y la visita al supermecado de la tienda con tanto producto sueco al alcance de la mano… que si patatas fritas.. gominolas variadas.. arenque al ajo ¿pa qué?… galletitas con letras que forman la palabra ikea y no me llevé la tarta Dam esa porque era congelada y aú no sabíamos muy bien el camino de regreso.

hola, me llamo Jagg y soy lector

5 julio, 2010

Uno se levanta con la siguiente noticia. Un horror si tenemos en cuenta que seguramente los directivos de esa Caja no habrán pisado los centros y bibliotecas nada más que para la foto de rigor y que seguirán disfrutando de sus sueldazos y sus vacaciones con o sin Curro, pro en el Caribe o cualquier otro paraíso ene. Que los libros brillan por su ausencia o forman parte del estilismo del local. 

Es una pena, y no lo digo por la parte que me toca, ver en google,  imágenes de  bibliotecas de ensueño, espacios para la cultura, para el entretenimiento para disfrutar experiencias con los libros.

 Países que se preocupan por su memoria histórica y memoria documental, que se preocupa por conservar y difundir la cultura de manera altruista y hacer de una biblioteca un espacio multicultural con cabida desde al más pequeño al más anciano de la zona.

 Me he criado entre libros, siempre lo he dicho; cuentos infantiles, colecciones de cuentos escogidos, la genial Enid Blyton y todas sus sagas, los clásicos de siempre, Verne, Salgari, colecciones varias, cómics y ya másadulto un sinfín de aventuras co sabor a clásico español o best seller americano. 

Mi vida va unida a un libro… o a varios… o a muchos… o tal vez a ninguno y todos a la vez. Sigo pasando las hojas de mi vida al ritmo de los libros que leo; mi estado laboral, en muchos casos, condiciona mi estado lector; ahora mismo miro en mi mochila y veo que a las 15’00 con “toa la caló” caminito a la biblioteca a devolver 2 libros; uno leído y otro que no, porque como todo el mundo que me lee sabe “cada libro tiene su momento” y ahora mismo no era el momento. Eso sí, he apuntado su signatura para no perderlo de vista. 

A las 15’00 horas me esperan pasillo con estanterías y buscaré ese lomo que llame mi atención (si no encuentro alguno de los libros que tengo apuntados).

 Pienso en que si me cierran la biblioteca me encontraría algo perdido. Vaaaale, de acuerdo, hay librerías pero no es lo mismo; las bibliotecas reúnen a cientos de personas con intereses variados pero juntos en un espacio común; un espacio libre en el que conviven Shakespeare con Stephen King, los cuentos de Madonna con las fábulas de Esopo, dónde convivimos tú y yo con nuestros gustos diferentes

Una pena que las cajas con sus denominadas “obras sociales” estén cerrando y no precisamente “por obras”. 

Una pena esa no apuesta por la sociedad cultural y sí por la sociedad económica. 

Pero yo seguiré leyendo… porque hola, me llamo Jagg y soy lector.

uno que no, otro que vale, me lo leo

2 julio, 2010

… y mira que me cuesta ya que yo soy “fan” de Amélie Nothomb, pero me he dado cuenta de que lo realmente interesante es su vida; la vida real; los mayores éxitos los ha conseguido con obras en las que había un alto componente autobiográfico y es por eso que “Ordeno y mando“, no me ha gustado nada. Doy por sentado que puede ser qu etenga algo de autobiográfica alguna situación pero no me ha gustado nada.

Se lee rápido y es curioso, original pero nada más. Te plantea una situación y punto en boca… se acaba rápidamente y te quedas con muchas más dudas de las que ya tienes cuando empieza el libro. Tendería a pensar que es una obra de encargo de esas por contrato con la editoriale en plan “tienes que escribir X obras al año“. Y está la pilló en diciembre jajajajajaja. Echo de menos a la Amélie que me contaba situaciones en Japón, a cada cual más inverosímil pero con un alto grado biográfico. 

Total… 153 páginas prescindibles en mi vida. Veremos que me depara el nuevo  libro… uno de esos de consumo rápido con facebook de protagonista.

En cambio como la curiosidad mató al gato y soy muy curioso, me llamó la atención la portaday títuyolo del libro “lovebook” , de Simona Sparaco, en clara referencia a Facebook… esa herramienta matablogs muy usada. Es una novela romática al más puro estilo “Perdona si te llamo amor”, es decir una historia de chico y chica, en Italia, amores de infancia, reencuentros en facebook porque como se dice en el libro…. “¿quién no ha buscado un antiguo amor en el facebook? einnnn ? einnnn?

Todos y todas… y no es amores, es compañeros de estudios, de juegos infantiles, etc., etc., etc.

del libro he sacado alguna nota de viaje:

— “Las relaciones son esas preocupacioes que nos mantienen vivos” Lovebook, pág 252

— “Luego dicen que facebook consigue que nos sintamos más cercanos; en realidad sería mucho  mejor no volver a encontrar a ciertas personas, a no ser que quieras darte cuenta de lo lejos que están de tu mundo”. Lovebook´, pág. 79

Es una buena lectura veraniega… un libro sin complicaciones ni nada